Blog


Seguimos con nuestra serie de artículos Todo lo que siempre has querido saber sobre el control de plagas! Hoy regresamos con otra pregunta recurrente por parte de nuestros clientes: “Tengo una plaga de cucarachas, y sé que varios vecinos del edificio también tienen. Yo quiero fumigar mi piso pero mis vecinos no quieren hacerlo: ¿el tratamiento de control de plagas va a funcionar igual?” Entendemos muy bien la preocupación de los clientes que contratan un servicio de fumigación profesional pero tienen miedo que las cucarachas vuelvan porque la plaga también está presente en otros pisos.

En primer lugar, cabe recordar que en nuestra Empresa, los servicios de fumigación de cucarachas tienen una garantía de doce meses. ¿Qué significa? Cuando un cliente contrata el servicio, sea cual sea el entorno, vamos a fumigar el piso todas las veces que hagan falta sin coste adicional hasta solucionar el problema. Si pensáramos que no se puede eliminar una plaga de cucarachas en un piso cuando hay cucarachas en el edificio o en el barrio, no ofreceríamos esta garantía: es nuestro interés y el interés del cliente que la plaga esté controlada en el plazo más corto posible. Por lo tanto, vamos a contestar en seguida a la pregunta antes planteada: el tratamiento de control de plagas funciona y permite eliminar la plaga de cucarachas aunque los vecinos se nieguen a solucionar el problema en sus pisos.

Es posible que una cucaracha entre al piso de nuestro cliente a través de la ventana o de los bajantes comunitarios. Podemos poner barreras físicas, como tapones o tela mosquetera, pero no podemos cerrar herméticamente el piso del cliente. Sin embargo, si se ha realizado un tratamiento de control de plagas de larga duración, como siempre lo hacemos en Nocucas , esta cucaracha no irá muy lejos: se quedará atrapada en las trampas de feromona de la cocina o del baño y no proliferará. Los tratamientos de última generación tienen un efecto residual que dura el mismo tiempo que la garantía que ofrecemos, por lo tanto, garantizan que la plaga no se vuelva a instalar en el piso. Una cucaracha siempre puede entrar a un piso, porque estos insectos forman parte del ecosistema mediterráneo, pero esta cucaracha morirá y no se convertirá en plaga.

Evidentemente, cuando una plaga de cucarachas está instalada en todo un edificio o gran parte de los pisos, es mejor buscar una solución global. Muchas comunidades de vecinos acuden a nosotros para realizar el tratamiento en todo el edificio. Esto tiene una doble ventaja: por una parte, se puede hacer una fumigación de las zonas comunes, que suelen estar afectadas por la plaga de cucarachas, y por otra parte, aplicamos un descuento importante al presupuesto global cuando se realiza un tratamiento en varios pisos, lo que resulta más económico para cada uno de los vecinos. A veces, un cliente contrata un servicio con nosotros para eliminar las cucarachas de su piso, y un tiempo después, la comunidad de vecinos nos llama para realizar una fumigación en varios o todos los pisos. En este caso, lo que hacemos es calcular el importe con el descuento aplicado a las comunidades y devolver a nuestro cliente el importe proporcional para que no pague más que sus vecinos. Eso es una garantía más que damos a nuestros clientes que contratan una fumigación de cucarachas.

Cuando hay una buena comunicación entre vecinos, lo ideal es tratar de buscar una solución global para controlar la plaga de cucarachas de todo el edificio y de las zonas comunes, si están afectadas. Cuando esta opción no es posible, contratar un servicio de control de plagas sigue siendo la mejor manera de eliminar la plaga de cucarachas e impedir que se vuelva a instalar. Las cucarachas son la plaga más frecuente en Barcelona, pero por suerte existen tratamientos muy eficaces para mantenerlas a raya!


Las preguntas de nuestros clientes nos inspiran una nueva categoría de artículos en nuestro blog, que podríamos titular Todo lo que siempre has querido saber sobre el control de plagas! Cuando hablamos de “fumigación”, mucha gente se imagina un señor con un traje blanco tipo NASA fumigando con una máquina de presión! Pero la realidad es mucho más diversa, existen diferentes tipos de tratamientos para las plagas, en particular cuando se trata de eliminar una plaga de cucarachas. Esta semana, un cliente nos ha llamado y nos ha preguntado lo siguiente: “El técnico que vendrá a casa para hacer la fumigación de cucarachas es un hombre, verdad? Es que la máquina de fumigar debe pesar mucho… No me imagino una mujer haciéndolo.” Nos pareció interesante compartir nuestra respuesta en este blog porque sabemos que muchos clientes tienen la misma duda.

Cuando se realiza una fumigación de cucarachas, no deberíamos utilizar la palabra “fumigación” porque los tratamientos actuales consisten en aplicar un gel de uso profesional y cebos en los lugares estratégicos. La fumigación química de cucarachas sólo se utiliza cuando la plaga está muy extendida, en particular en un local comercial. En una casa, el tratamiento de control de plagas más eficaz para eliminar las cucarachas no requiere el uso de productos químicos ventilados con una máquina de presión. Por lo tanto, el técnico no lleva traje hermético o máscara, porque los productos que manipula no son tóxicos. En cambio, cuando se trata de una plaga de chinches de la cama, hay que realizar una fumigación química y el técnico tiene que llevar un traje y una máscara. Pero existen trajes de muchas tallas, y la máquina que se usa para fumigar las chinches de la cama no pesa más que la mochila llena de libros que todo llevábamos al cole.

Entonces, volvemos a la pregunta inicial. ¿Una mujer puede trabajar en una empresa de fumigación y realizar un tratamiento de control de plagas? ¡Por supuesto que sí! Tantos los hombres como las mujeres pueden trabajar como técnicos de control de plagas si tienen la acreditación oficial requerida por Sanidad. No existe ningún tipo de impedimento físico: no es un trabajo que se considere penoso, tóxico o peligroso. Sin embargo, es cierto que se trata de un sector profesional muy masculino: la inmensa mayoría de técnicos que se forman y trabajan en el control de plagas en Barcelona son hombres. En Nocucas, no tenemos ninguna mujer en nuestra plantilla de técnicos de momento, pero podríamos perfectamente contratar a una mujer en el futuro: lo que valoramos es que nuestro personal, hombre o mujer, sea muy competente y profesional para ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes.

En conclusión, podemos decir que el sector de la fumigación en Barcelona sigue siendo muy masculino, pero también hay mujeres que trabajan en control de plagas y no existe ningún impedimento físico para que lo hagan. También cabe destacar que las mujeres ya desempeñan un papel clave en el sector, porque muchas biólogas trabajan en los laboratorios dónde se investigan y se elaboran los productos para eliminar las cucarachas, chinches de la cama y otros insectos, que las empresas utilizan en sus tratamientos de control de plagas.


Ha llegado oficialmente el otoño en Barcelona. Los niños han vuelto al cole, las temperaturas empiezan a bajar, oscurece más temprano, y las hojas empiezan a tomar este color rojizo tan típico de la temporada. Pero la llegada del otoño no marca el fin de las plagas, y menos de la plaga de cucarachas en Barcelona. Mucha gente asocia los insectos con el calor, y tiene razón hasta cierto punto. En efecto, las cucarachas proliferan aun más cuando tenemos este clima cálido y húmedo típico del verano en Barcelona. Sin embargo, todos los especialistas en control de plagas en Barcelona lo pueden decir: las cucarachas no desaparecen en otoño, y menos en estos últimos años. El calentamiento global ha empezado a tener sus primeros efectos y solemos tener temperaturas altas hasta noviembre. Y cuando realmente llega el frío, el uso generalizado de la calefacción crea condiciones climáticas perfectas para que proliferen las cucarachas en viviendas y locales.

Hoy en día, podemos decir que las cucarachas veranean todo el año en Barcelona. Si bien es cierto que la plaga de cucarachas alcanza su punto máximo entre los meses de junio y septiembre, los insectos no mueren después del verano, sino que siguen reproduciéndose. En efecto, el ciclo de vida de una cucaracha germánica dura unos 140 días de media, y durante este tiempo, las hembras ponen una gran cantidad de ootecas (huevos de cucarachas), de tal forma que la infestación crece de forma exponencial, incluso después del verano. Hay que tener en cuenta que una plaga de cucarachas siempre se va a extender si no se realiza un control de plagas. Primero las cucarachas van a invadir la cocina y el baño, dónde encuentran los puntos de agua que necesitan para desarrollarse y reproducirse, luego van a aparecer en el salón, el comedor, las habitaciones, y finalmente pueden infestar otras viviendas del edificio.

A veces los clientes nos llaman en octubre o noviembre cuando la plaga de cucarachas ya está instalada. No siempre tenemos conciencia del nivel de infestación de nuestra cocina o nuestro baño porque las cucarachas son insectos fotosensibles, o sea que huyen de la luz y salen por la noche. Además, son insectos miedosos, que se esconden en presencia de los humanos. Lo típico es ir a tomar un vaso de agua en la cocina por la noche, y al encender la luz, ¡ver todas las cucarachas entrar en pánico y esconderse! Cuando vemos cucarachas en nuestra cocina o nuestro baño durante el día, significa que la plaga lleva tiempo en el piso o la casa y ya está muy instalada.

A veces los clientes nos llaman cuando la plaga de cucarachas ya ha llegado a un nivel alto, o sea que los insectos se ven tantos de día como de noche. Por suerte siempre existen soluciones para fumigar las cucarachas y controlar la plaga. Sin embargo, el proceso es más largo ya que las cucarachas han tenido tiempo para poner ootecas (huevos) en muchas partes de la vivienda. En este caso, cuando se realiza el tratamiento, mueren primero las cucarachas adultas, luego se desarrollan las crías, se infectan y mueren también. Por este motivo, pueden pasar unas tres semanas entre la realización del tratamiento de control de plagas y la desaparición de todas las cucarachas de la vivienda o del local.

Es la razón por la cual utilizamos productos de larga duración, bajo la forma de gel y cebos, que son mucho más eficaces que una fumigación química de cucarachas. La fumigación de cucarachas con productos tóxicos es un método antiguo que sólo mata las cucarachas que alcanza en el momento de realizar el tratamiento. No puede acabar con una plaga de cucarachas de forma definitiva, ya que no tiene efecto residual. Los métodos de control integrado de plagas recomendados por el Departament de Sanitat de la Generalitat de Catalunya consisten en tratamientos de larga duración, con productos inocuos (sin toxicidad para los humanos) que controlan la plaga a largo plazo.

La prevención siempre es el mejor método de actuación sobre las plagas de insectos, y en particular en el caso de la plaga de cucarachas que es un problema sanitario muy importante en Barcelona. Las cucarachas no desaparecen por efecto de magia en otoño o invierno, porque las temperaturas en nuestras viviendas o locales suelen ser de 20 grados o más. Como antes se realice el control de plagas, más rápidos son los efectos del tratamiento de la plaga de cucarachas. No hay que esperar a que el nivel de infestación sea muy alto y haya afectado mucho nuestra calidad de vida, para acudir a una empresa de control de plagas de Barcelona.


Este verano, hemos podido notar un aumento importante de las fumigaciones de chinches de la cama en Barcelona. Si antes era un problema más puntual, que se presentaba sobre todo después de los viajes en verano, hoy en día tratamos esta plaga todo el año, con un incremento considerable entre los meses de junio y septiembre. Varios factores explican esta invasión de las chinches de la cama en los pisos de Barcelona. En primer lugar, hay que saber que la plaga de chinches de la cama es una plaga que siempre viene desde fuera, o sea, la traemos a casa después de un viaje, o alguien (un familiar, un amigo…) nos la trae a casa en su ropa o maleta.

Vamos a dar el caso de un cliente nuestro: en julio viajó a Madrid con su esposa, y resulta que el hotel dónde se alojaron estaba afectado por una plaga de chinches. Regresó a casa con la plaga en las maletas sin saberlo. Al principio, él y su esposa no notaron nada, pero al cabo de unos días empezaron a sentir picadas durante la noche, hasta el punto que casi no podían dormir. Cuando el cliente nos llamó a finales de agosto para solicitar una fumigación de chinches, la plaga ya estaba instalada en todo el piso. El cliente no se lo podía creer porque se quedaron en un hotel de tres estrellas que parecía muy limpios, pero hay que saber que la plaga de chinches puede afectar tanto los hostales como los hoteles de lujo: ¡las chinches de la cama viajan dónde sea!

Otro factor que ha contribuido al aumento de las plagas de chinches de la cama en Barcelona es la proliferación de webs de pisos turísticos. Estas páginas tienen un éxito tremendo en Barcelona, y muchas personas alquilan su casa, su piso, o parte de su alojamiento a turistas durante el año, y más todavía en verano. Por lo tanto, muchísima gente se aloja en estos pisos “turísticos” durante unos días, y la probabilidad que alguien traiga chinches en la ropa o la maleta es mucho mayor. Es un riesgo doble: la gente puede llegar al piso turístico con la plaga de chinches de la cama, o al revés, la gente puede irse con la plaga en las maletas y traérsela a su casa a la vuelta de las vacaciones. En otros términos, el aumento considerable de los viajes y el alquiler de pisos que no tienen control sanitario ha convertido Barcelona en una de las ciudades más afectadas por las chinches de la cama.

Si todo esto no fuera suficiente, expertos en control de plagas de Nueva York han detectado que las chinches de la cama se vuelven cada vez más resistentes a los tratamientos de fumigación química. Los insectos han desarrollado una piel más gruesa que les permite resistir mejor a los pesticidas, de forma que hay que repetir el tratamiento de fumigación de chinches cada vez más veces para que sea efectivo. Cuando sabemos que una chinche de la cama puede sobrevivir casi un año sin alimentarse (o sea, ¡un año sin chupar sangre de humanos!), esto nos da una buena idea de lo resistente que son estos insectos. Os aconsejamos la lectura de este artículo sobre este preocupante tema de sanidad: Las chinches se vuelven más resistentes que nunca .

Además de ser una de las plagas domésticas más molestas que existen, las chinches de la cama también pueden llegar a infestar lugares públicos. Esto ha ocurrido este verano en el barrio de Lavapiés en Madrid, que sufre graves problemas de insalubridad. Las basuras que se acumulan en esta zona del centro han favorecido la instalación de una plaga de chinches muy agresiva. Al día de hoy, ya hay siete focos de chinches de la cama en este barrio, y varias casas e edificios enteros se encuentran afectados por la plaga. Las autoridades no se han hecho cargo de los tratamientos de control de plagas y reformas estructurales necesarias, de forma de los particulares han tenido que asumir el coste financiero y psicológico de la infestación de chinches de la cama en su vivienda: “El caso es que, mientras unos y otros miran para otro lado, comunidades enteras de vecinos tienen que dejarse los ahorros, el tiempo y la salud en desinfecciones. En la Plaza de Lavapiés, Begoña y sus convecinos tuvieron que desembolsar unos 5000 euros para eliminar todas las chinches del edificio, a lo que hay que sumar otros 2000 euros en fundas especiales para los colchones.” Vale la pena leer este artículo sobre un problema de sanidad que podría perfectamente ocurrir en Barcelona ciudad: Las chinches se comen Lavapiés.

A modo de conclusión, nos gustaría recordar a nuestros lectores que el éxito de un tratamiento de control de plagas, y en concreto la fumigación de chinches, depende mucho del tiempo que la plaga lleve en la vivienda. Obviamente, en cuanto antes se realiza el tratamiento para eliminar la plaga de chinches, mejores y más rápidos son los resultados. Cuando la plaga está instalada desde hace meses y ha invadido todo el piso, a veces hay que tirar todos los muebles y hasta abrir las paredes y techos para fumigarlos… Un proceso más complicado, más lento, más caro. La plaga de chinches de la cama siendo una de las más molestas y resistentes, cada día cuenta en la lucha para eliminar definitivamente las chinches de nuestra vivienda o de nuestro local.


Cuando nos llaman para pedir información, muchos clientes nos hacen preguntas sobre la garantía del servicio de fumigación. En efecto, la mayoría de las empresas de Barcelona garantizan sus servicios de control de plagas. Sin embargo, existen diferencias importantes entre las empresas en cuanto a esta garantía. La garantía de la fumigación depende de tres factores: la plaga que hay que tratar, los productos utilizados y la seriedad de la empresa. Vamos a explicar bajo qué condiciones y cuanto tiempo se puede garantizar un servicio de control de plagas.

En primer lugar, hay que establecer una diferencia entre las plagas. Cuando se trata de una plaga de cucarachas, podemos garantizar el servicio durante un año. En efecto, trabajamos con productos de uso profesional que tienen un efecto de larga duración y permiten controlar la plaga durante este tiempo. Cuando se trata de una plaga de chinches, podemos garantizar el servicio durante tres meses. Actualmente, no existe ningún tipo de producto que permita garantizar la fumigación más allá de este plazo. Por suerte, la plaga de chinches suele eliminarse dentro del primer mes y no vuelve a aparecer, a menos que alguien la traiga de vuelta a casa (por ejemplo después de un viaje). En otras palabras, si el cliente vuelve a encontrar chinches en su vivienda o su local después del plazo de tres meses de garantía, se trata de otra plaga de chinches… Y hay que contratar otro servicio de fumigación para eliminar esta nueva plaga.

En segundo lugar, la garantía del servicio también depende de los productos utilizados. Como explicamos anteriormente, trabajamos con productos de uso profesional de los laboratorios Bayer, que nos permiten garantizar los tratamientos de fumigación durante el plazo máximo posible. Por lo tanto, si el cliente vuelve a encontrar insectos en el plazo de garantía, volvemos a fumigar la vivienda o el local sin coste adicional. Esta garantía del servicio es lo que las empresas suelen llamar un “repaso”. Es importante preguntar a la empresa si estos “repasos” están incluidos en el presupuesto inicial. Ciertas empresas ofrecen precios muy bajos, pero luego resulta que los “repasos” no están incluidos, ¡por lo cual el cliente acaba pagando mucho más! En Nocucas, garantizamos nuestro servicio sin coste adicional, porque utilizamos técnicas avanzadas y productos de alta calidad. Si el cliente vuelve a encontrar insectos en el plazo de garantía, un técnico volverá gratuitamente a hacer las aplicaciones que hagan falta.

En tercer lugar, la seriedad de la empresa también influye sobre la garantía del servicio de fumigación. No todas las empresas utilizan los mismos productos o técnicas, y por lo tanto no todas ofrecen las mismas garantías. Una empresa que presiona al cliente para contrate el servicio inmediatamente y no le explica claramente en qué consiste el tratamiento debe alertar: ¿Qué pasará si la plaga vuelve a aparecer? Se hará responsable la empresa? Volverá sin coste adicional o habrá que pagar? Todas estas preguntas se tienen que contestar de forma muy clara desde el primer momento, y las condiciones tienen que aparecer en el informe de control de plagas.

Finalmente, nos gustaría añadir que la garantía del servicio también depende del cliente. Cuando un técnico de Nocucas efectúa el tratamiento de control de plagas por primera vez, da al cliente una serie de recomendaciones que constan por escrito en el informe de actuación. A veces es necesario tapar agujeros o grietas, hacer cambios estructurales en un local, tirar muebles (cuando se trata de una plaga de chinches muy instalada). Es de vital importancia seguir estas instrucciones para que el tratamiento funcione y sea posible eliminar definitivamente la plaga de cucarachas o chinches. La garantía de una buena fumigación también está entre las manos del cliente, ya que depende de él seguir las instrucciones del técnico y llamarnos para solicitar un repaso del servicio si hace falta. En Nocucas, pensamos que la comunicación entre la empresa y el cliente es la garantía de un control de plagas eficaz y duradero.


Hoy nos gustaría reflexionar sobre el uso de la palabra fumigación, que se refiere a una técnica de eliminación de los insectos. Empezamos con un poco de etimología: la palabra fumigación designa el hecho de utilizar productos líquidos o gaseosos volátiles (o sea, bajo la forma de humo) para eliminar una plaga de insectos o parásitos. Estos productos fumigantes o fumígenos se suelen aplicar con una máquina de presión en el local o la vivienda afectada por la plaga. Se trata de lo que llamamos una fumigación química.

Durante muchos años, el único método de control de plagas que se utilizaba era este tipo de fumigación química. Cuando había una plaga de cucarachas o de chinches de la cama, siempre se utilizaba el mismo método: el fumigador utilizaba una máquina de presión para aplicar el producto en la vivienda o el local. Los productos utilizados solían ser muy tóxicos y dañinos para el medio ambiente.

Con el paso de los años, gracias a la investigación científica, se han desarrollado nuevas técnicas de control de plagas más respetuosas del medioambiente y también más eficientes.. Hoy en día, muchas plagas ya no se tratan con una fumigación química y no requieren el uso de productos tóxicos. Por ejemplo, el mejor método para eliminar de forma duradera una plaga de cucarachas consiste en utilizar un gel de uso profesional y trampas de feromona. La plaga de cucarachas está controlada de forma rápida y segura con productos que no tienen ningún tipo de toxicidad.

Entonces, por qué seguimos hablando de fumigación de cucarachas? La respuesta es sencilla: estamos haciendo un mal uso de la palabra fumigación. Cuando una empresa utiliza los productos de última generación, recomendados por la Agencia de la Salud, tenemos que hablar de control integrado de las plagas. Deberíamos reservar el uso de la palabra fumigación para las plagas que requieren el uso de productos químicos volátiles, como es el caso con la plaga de chinches de la cama o de pulgas.

Cuando un cliente nos dice que necesita una fumigación de cucarachas, entendemos perfectamente de lo que se trata, porque es la palabra que se suele utilizar en el lenguaje común. Sin embargo, nos parece importante subrayar el hecho que las técnicas utilizadas ya no consisten en una fumigación química, sino en un tratamiento respetuoso de la salud de nuestros clientes y del medioambiente.



Cuando los clientes nos llaman, suelen tener muchas preguntas sobre el método que utilizaremos para eliminar la plaga de cucarachas. En efecto, muchas personas piensan que hay que hacer una fumigación química o una pulverización de productos tóxicos en toda la vivienda. ¡Pero no es así! Los tiempos han cambiado, y gracias a los avances científicos, tenemos métodos mucho más eficaces y respetuosos del medioambiente … y de la salud de los clientes. O sea, si tienen en mente la imagen del fumigador vestido como un astronauta, con una máscara y una máquina pulverizando productos químicos sobre los insectos, pues hoy en día, ¡la realidad es totalmente distinta! Vamos a explicar cómo se hace un tratamiento moderno para eliminar las cucarachas de una vivienda.

Paso 1: Dar la información correcta

En Nocucas, pensamos que es fundamental dar a nuestros clientes una información completa y detallada sobre el procedimiento para eliminar una plaga de cucarachas . Cuando un cliente contacta con nosotros, sea por teléfono, correo electrónico o a través de las redes sociales, nos ponemos en contacto para explicarle las posibles causas de la plaga y el tipo de tratamiento que utilizaremos para eliminarla. Queremos que nuestro cliente sepa de qué manera trabajamos, para establecer un pacto de confianza. Es una etapa muy importe, ya que el cliente nos deja entrar en su casa, y confía en nosotros para deshacerse de una plaga que le perjudica, a él y su familia. Trabajamos con los mejores productos del laboratorio Bayer , que son los más eficaces del mercado y a la vez no suponen ningún riesgo para la salud de los humanos y de los animales. Por lo tanto, no hace falta dejar la vivienda en ningún instante mientras nuestros técnicos realizan el tratamiento. Después de explicar todo el procedimiento, damos a nuestro cliente un presupuesto cerrado , que incluye la primera actuación y un año de garantía: si la plaga vuelve a aparecer, mandamos un técnico para repetir la fumigación sin coste adicional, todas las veces que hagan falta. Sin embargo, nuestros productos son tan eficaces que en el 90% de los casos, la plaga desaparece en una sola aplicación. Finalmente, fijamos un día y una hora para realizar el tratamiento.

Paso 2: Realizar el tratamiento

Cuando llega el día y hora que el cliente ha solicitado, el técnico se presenta a su casa con el material de fumigación en un maletín. Nuestros técnicos llevan un uniforme de trabajo clásico, de color azul marino, similar a los que llevan los trabajadores manuales como los fontaneros, electricistas… Queremos que la actuación se lleve a cabo de forma discreta, por lo tanto no utilizamos logotipos, ni en los uniformes, ni en los coches que se desplazan a domicilios privados. El técnico, que siempre dispone de una acreditación del Colegio de Biólogos , hace una inspección de la vivienda para determinar el origen de la plaga de cucarachas . Si detecta agujeros, grietas u otros problemas estructurales que podrían facilitar la proliferación de los insectos, lo apunta en el informe de actuación. Luego empieza a aplicar el producto, un gel de uso profesional, con una pistola especial. También instala trampas de feromona que atraen a las cucarachas. Tanto el gel como las trampas se ponen en lugares discretos, de forma que nadie los pueda ver y que no están al alcance de los niños y mascotas. Este método permite no tan sólo deshacer de las cucarachas visibles, sino contaminar el nido que origina la plaga. Finalmente, el técnico da varios consejos al cliente para evitar la instalación de futuras plagas junto con el informe de actuación.

Paso 3: Garantía y atención al cliente

El técnico ha acabado la actuación… ¡Pero los productos seguirán trabajando durante semanas para eliminar completamente la plaga de cucarachas de la vivienda! Antes se utilizaban fumigaciones químicas que eliminaban las cucarachas presentes en la vivienda en el momento, pero no el origen de la plaga. Hoy en día, los productos que utilizamos tienen un efecto prolongado, que permiten eliminar a la plaga de manera profunda y duradera. Sin embargo, a veces la plaga está muy instalada, y hace falta volver a aplicar producto. Si nuestro cliente sigue viendo cucarachas tres semanas después de la primera aplicación, un técnico regresará a su vivienda, sin coste adicional, para volver a fumigar. Si después de cinco o diez meses vuelven a aparecer cucarachas… pues también! La garantía que ofrecemos es de un año, porque hacemos muy bien nuestro trabajo y confiamos en la eficacia de nuestros tratamientos.

Esperamos que esta explicación en tres pasos del procedimiento que utilizamos en Nocucas le haya parecido clara y útil. Para cualquier consulta adicional, para comentarnos su problema en concreto, para pedir consejos y asesoramiento, estamos a su disposición de lunes a sábado de las 9h a las 21h, por teléfono, correo, y a través de la redes sociales. Explicar el problema, establecer un dialogo y solicitar un presupuesto sin compromiso es el primer paso para solucionar su problema de plaga.


Muchas veces nuestros clientes nos llaman para pedir un presupuesto y nos confiesan que están un poco perdidos en la amplia oferta de empresas de control de plagas en Barcelona.
Lo entendemos perfectamente: hay cada vez más publicidad y más marketing con internet y las redes sociales, y la multiplicación de las opciones del mercado han complicado mucho la elección de una empresa de confianza.
Cómo saber cuál es la mejor alternativa?
¿Cómo elegir la empresa que me va a dar la mejor solución a mi problema de plaga?
Intentaremos darles unas indicaciones para ubicarse en la amplia oferta de servicios de control de plagas en Barcelona y alrededores.

¿Cómo saber si una empresa es seria?

Primero, podemos preguntar a nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo si ya han tenido que solicitar los servicios de una empresa de control de plagas. Tendremos una información de primera mano, y con total objetividad.
Sin embargo, a veces nos surge prisa o nadie nos puede aconsejar, y preferimos buscar directamente en internet. En este caso, podemos fijarnos en varios elementos.

1- Ante todo, hay que verificar que la empresa está registrada en el registro R.O.E.S.P (Registre Oficial d’Establiments i Serveis Plaguicides) de la Generalitat de Catalunya. Es la garantía que la empresa está habilitada para realizar tratamientos contra las plagas.

2- Luego podemos fijarnos en la página web. Tiene que estar actualizada y proporcionar una información clara y de calidad sobre las plagas y los tratamientos utilizados.
También podemos mirar si la empresa está presente en las redes sociales como Facebook, Twitter, Google +… Esto nos permitirá saber más sobre la empresa y los posibles comentarios de los clientes que ya contrataron el servicio.

3- Finalmente, nos tendremos que fijar en la atención al cliente por teléfono. El técnico nos tiene que dar informaciones claras y detalladas sobre el tratamiento de control de plagas, establecer un presupuesto e informarnos sobre la garantía. Este primer contacto telefónico es muy importante porque se establece la relación de confianza con la empresa. La empresa no nos tiene que empujar a contratar el servicio dándonos miedo. Nos tiene que dar la opción de pensarlo y volver a llamar más tarde si queremos contratar el servicio.

¿La calidad del servicio depende del precio?

Pagar un precio muy alto para una fumigación no es la garantía de un buen servicio.

Sin embargo, hay que desconfiar de los precios demasiado bajos que pueden ofrecer unas empresas en el mercado. Eso suele significar que la empresa no ofrece ninguna garantía en el caso que no se eliminara la plaga. Concretamente, pagaremos muy poco, pero si las cucarachas regresan al piso al cabo de un mes, tendremos que volver a pagar… Y al final, ¡nos saldrá mucho más caro que si hubiéramos contratado los servicios de una empresa seria desde el principio!

Una empresa seria suele dar un año de garantía cuando se trata de una plaga de cucarachas. En el caso de las chinches y pulgas, la garantía suele ser más corta porque no existen tratamientos a largo plazo. En todo caso, la empresa tiene que especificar cuánto tiempo dura la garantía y lo que cubre.

¿En resumen, qué tenemos que tomar en cuenta a la hora de contratar los servicios de una empresa de control de plagas?

Tenemos que fijarnos en los siguientes aspectos:
1- La empresa está inscrita en el R.O.E.S.P (Registre Oficial d’Establiments i Serveis Plaguicides) de la Generalitat de Catalunya.
2- La empresa tiene una página web actualizada con informaciones de calidad.
3- La empresa atiende todas nuestras dudas por teléfono y no nos presiona para contratar el servicio.
4- La empresa establece un presupuesto claro y especifica las condiciones de garantía.

Esperamos que estos consejos hayan sido útiles. Cualquier duda adicional, ¡el equipo de Nocucas está a su disposición!

¿Cuál es la relación entre los recortes y las plagas? ¿Qué tiene que ver el gobierno con los insectos? ¿Y por qué la crisis económica tendría una relación con la proliferación de las cucarachas y otras plagas en Barcelona estos últimos años?

Vamos a intentar explicar cómo los recortes han afectado negativamente el control sanitario urbano y han causado un aumento muy importante de las plagas urbanas.

Con la crisis económica, la Generalitat empezó a hacer recortes en todos los ámbitos, incluyendo los servicios de limpieza de la ciudad.

Como lo explica muy bien la ANECPLA, Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas, en este artículo sobre el aumento de las plagas urbanas, cualquier descuido en la recogida de los contenedores de basura favorece la proliferación de las cucarachas y de las ratas, porque estos insectos y roedores se alimentan de los residuos urbanos.

Además, la disminución de los servicios de limpieza y de los tratamientos preventivos de control de plagas ha tenido consecuencias graves en la proliferación de los insectos y roedores. La falta de limpieza de los alcantarillados y de las calles en una ciudad como Barcelona, que tiene un clima caluroso y húmedo en verano, propicia las plagas de cucarachas y ratas, que acaban instalándose en las viviendas y en los locales comerciales.

Finalmente, estos recortes en el control de plagas urbanas han permitido que nuevas plagas se extendieran estos últimos años, como la plaga de chinches de cama, que hoy en día afecta tanto las viviendas como los hoteles e incluso medios de transporte como los buses.

Cuando un estado decide disminuir el presupuesto del control de plagas, los ciudadanos se enfrentan a una disminución de su calidad de vida en el entorno urbano y tienen que pagar tratamientos contra cucarachas, chinches y roedores, plagas que no estarían tan presentes si el gobierno hubiera tomado las medidas necesarias de limpieza y prevención necesarias.

Las plagas, además de ser una molestia para los ciudadanos, se están convirtiendo en un problema sanitario global, ya que los insectos y roedores transmiten enfermedades y pueden poner en peligro nuestra salud.


El periodista Jesús Martínez ha entrevistado al responsable técnico de Nocucas, Andrés Gatica, en un artículo publicado en la microrrevista de Barcelona El sol petit. El artículo está disponible en línea, pero lo reproducimos aquí porque nos parece muy bien escrito, documentado e interesante.

La cucaracha, por Jesús Martínez

“La cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar…” Este corrido de la Revolución Mexicana, con el que a uno le viene a la cabeza la pandilla de Pancho Villa atada a sus cananas, no es del todo cierto. Sí que camina y sí que corre la cucaracha, insectos urbanos “deprimidos y aplatanados”, según el diccionario de la Real Academia Española (la serie infantil La abeja Maya las dibujaba más presumidas). En Barcelona, las cucarachas se han duplicado, hasta el punto de ser una plaga. Así lo afirma el técnico de control Andrés Gatica (Talca, Chile, 1982), que lleva cuatro años fumigando estos malos bichos en la empresa Nocucas. “Es imposible saber el número exacto de cucarachas que hay en Barcelona; no es como las palomas, de las que existe un censo. Pero podemos decir que se han duplicado en la ciudad y que hay una auténtica plaga porque nosotros hemos doblado el número de clientes, sobre todo particulares. Respecto al año pasado, tenemos un 60% más de llamadas”, razona Andrés, calmado y dedicado a la destrucción de las cucarachas con la energía y la fuerza del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

Se trata de dos plagas: 1. de la especie cucaracha americana (Periplaneta americana), rojiza, de unos cinco centímetros de largo, que ha invadido buena parte de la ciudad y que se la ve corretear por las basuras y en plena Rambla de les Flors de Barcelona, aun a pleno día. Y 2. de la especie cucaracha alemana (Blattella germanica), la llamada “cucaracha del café”, por su aspecto amarronado, de unos dos centímetros de largo, y que busca los focos de calor.

La cucaracha americana, la más resistente (“se han hecho pruebas nucleares con ellas y se ha comprobado que sobreviven a las radiaciones”, observa Andrés), se encuentra en locales comerciales, en los cuartos de contadores, en los garajes y en los almacenes con humedades, y en los bajos y en los primeros pisos. Según Andrés, este verano han tenido que realizar actuaciones (“aplicaciones” o “tratamientos”, en el argot) en séptimas plantas de edificios, algo que les ha sorprendido. La Periplaneta americana puede vivir hasta un mes sin probar bocado.

La otra cucaracha, la alemana, se cuela en las bisagras de las puertas, en los armarios de cocina y en el motor de la nevera, por la parte de atrás. Y en los lavavajillas y en las cafeteras. Allí ponen huevos (ootecas), de los que salen hasta 16 crías. “Estas cucarachas son muy fértiles”, advierte Andrés, que estudió Empresariales (“uno nunca sabe dónde acabará, y se aprende de todo”).

En algunos casos, las cucarachas llegan a los domicilios particulares escondidas en los embalajes de algún mueble que se acaba de comprar y recién salido del almacén de la firma, que no ha hecho los controles de calidad que debería en cuanto a salubridad. Luego existe una tercera especie de cucaracha, más inofensiva si cabe: la cucaracha negra (Blatta orientalis), la común, pero que no abundan.

En este sentido, el verano del 2013 ha sido el más insalubre para la ciudadanía. “Nunca antes habíamos tenido tanto trabajo como en estos meses. Se puede decir que en Barcelona, hoy, hay una verdadera plaga de cucarachas”, evidencia el técnico especializado en fumigaciones. “En cada una de nuestras actuaciones damos un año de garantía. Y hay casos en los que estamos volviendo al mismo domicilio hasta tres veces más, y en menos de un semestre, algo impensable hasta hace poco.”

Se puede pensar que la causa es la crisis económica actual. Es muy simple: “Es una cadena: los locales cierran o no invierten en saneamiento porque la empresa está en suspensión de pagos o en una mala racha. Esto lleva a que las cucarachas se reproduzcan. Y esto provoca las sobrepoblaciones. Y esto comporta que trepen con mucha facilidad por los desagües, por los bajantes comunitarios, sobre todo por las canalizaciones de uralita, material que con el tiempo pierde consistencia y se agrieta (con las tuberías de pvc, de plástico y más flexibles, no hay problemas). Y esto hace que de muchas casas, hoy, nos estén llamando. Incluso de una séptima planta, porque las cucarachas salen por los agujeros de la ducha y del lavamanos”.

Cada día, Andrés está realizando entre cuatro y ocho salidas o “intervenciones”: “Nuestro trabajo dura aproximadamente hora y media, y usamos una especie de geles inocuos para el contacto humano (relacionados con la industria farmacéutica Bayer AG). Así, las familias no han de desalojar sus hogares mientras trabajamos. Lo que hacemos es colocar un veneno que ellas comen y que así las contamina, un plaguicida muy eficaz”. Operación tan meticulosa como la de los inspectores de la ONU.

Cada uno de estos trabajos, a particulares, puede costar de media unos ciento cuarenta euros (pisos de unos ochenta metros cuadrados). En cuanto a sociedades, y siempre en relación al número de metros cuadrados de las naves industriales, el coste podría ascender a unos quinientos euros.

Andrés Gatica pide que el control sanitario sea más rígido por parte de las autoridades sanitarias del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya: “El hecho de que, debido a los recortes presupuestarios, no se hagan suficientes actuaciones preventivas, fumigando locales y almacenes en desuso, ha provocado que lleguemos a esta situación. Porque luego, todas esas cucarachas suben a los pisos, a las casas”.

Según la Agència de Salut Pública de Barcelona, del Institut de Seguretat Alimentària i de Salubritat, una plaga de este tipo puede afectar a la población: “Como [las cucarachas] se alimentan en lugares con suciedad, son portadoras potenciales de bacterias, virus, protozoos y hongos y pueden contaminar los alimentos por contacto. Además, pueden ocasionar alergias”.

El dueño de la librería Montseny (Guadiana, 46), Víctor Cerdan (Barcelona, 1972), se ha percatado de ello por los comentarios de la gente: “Precisamente ayer vino una vecina que decía que había visto varias cucarachas en la calle”.

En la droguería Sants también han notado que se venden más insecticidas: “Tanto para cucarachas como para chinches”.

Uno de los remedios más solventes es Cucal: “Seis trampas contra sus cucarachas y sus huevos” (5,50 euros).

En junio pasado, la empresa Rentokil Initial, en su Observatorio Anual de Plagas (“líder en control de plagas y control de legionela”), alertó de la situación, sin que se le hiciera mucho caso.

La cucaracha sí camina. Y no le falta ninguna pata.

Página 1 de 2
Logo Generalitat Catalunya
Generalitat de
Catalunya
Empresa inscrita en el R.O.E.S.P. de la Generalitat de Catalunya Nº 0305CAT-SB

Proveedores

logo killgerm
logo bayer

Contactos

Tel : (34) 935 177 990
Movil :  (34) 610 89 43 95
Carrer de Sardenya, 163
08013, Barcelona

Síguenos