Blog

Chinches de la cama: una plaga que se adapta en todos los lugares


Muchas personas piensan que las chinches de la cama sólo se encuentran en hostales y hoteles sucios. Asocian la plaga de chinches de la cama con un entorno pobre e insalubre. Pues no es cierto: las chinches de la cama se pueden instalar tanto en albergues juveniles muy baratos como en hoteles cuatro estrellas, tanto en pisos humildes como en casas burguesas. Es cierto que encontramos más cucarachas en sitios sucios porque buscan los desechos alimenticios. En cambio, las chinches de la cama se alimentan con la sangre de los humanos: ¡cualquier sitio les vale mientras puedan salir a picarnos la piel! Un dormitorio con literas les sirve tanto como la habitación de un hotel de lujo: las chinches de la cama pueden encontrarse en cualquier sitio.

Hace años que realizamos tratamientos de fumigación de chinches de la cama en Barcelona, y podemos afirmar que todos los barrios están afectados por esta plaga. Las plagas de cucarachas están más presentes en los barrios antiguos de la ciudad como el Gótico, el Borne, el Raval o la Barceloneta. Eso se explica por diferentes motivos: los problemas estructurales de los edificios y alcantarillados facilitan la proliferación de las cucarachas, la gran cantidad de bares y restaurantes ofrece muchos puntos de agua y desechos alimenticios a estos insectos que siempre buscan lugares húmedos con restos de comida.

Pero la situación es muy diferente en el caso de las chinches de la cama, porque esta plaga no viene de fuera, de la calle, de la bolsa de la compra, del piso del vecino o de los bajantes comunitarios. La plaga de chinches de la cama siempre es una plaga importada por alguien que estuvo de viaje y la trajo a casa en su maleta, su bolso o su ropa. Caso típico: nos vamos de vacaciones a algún lugar y había chinches de la cama en la habitación. Quizás ni siquiera nos dimos cuenta en el momento, pero las chinches de la cama tuvieron tiempo de meterse en nuestra ropa o nuestra maleta, y volvimos a casa con ellas. Al cabo de unos días o a veces unas semanas, empezamos a sentir picadas durante la noche y nos despertamos con marcas rojas en la piel. En este momento, las chinches de la cama que trajimos de nuestro viaje ya colonizaron nuestra habitación y quizás otras partes de la casa.

A veces, el proceso se hace el revés: hemos invitado a alguien a nuestra casa, o hemos alquilado una habitación de nuestra casa, y esta persona tenía chinches de la cama de el equipaje. Los pisos turísticos están mucho más afectados por las plagas de chinches de la cama por una simple probabilidad estadística: si un piso recibe viajeros todo el tiempo, el riesgo de traer chinches de la cama es más alto que en el caso de una vivienda familiar. Lo mismo pasa con los hoteles, que pueden alojar un huésped con chinches de la cama en la maleta: la plaga se instala en la habitación, y los próximos clientes del hotel también estarán afectados. La plaga de chinches de la cama se extiende a una velocidad impresionante, de tal forma que los hoteles no siempre actúan a tiempo, incluso los hoteles más prestigiosos.

Hace unas semanas, un hotel cuatro estrellas de Bilbao se enfrentó a un problema similar y la noticia se hizo viral. Dos jóvenes se quedaron una noche en el hotel y en pocas horas, las chinches de la cama los comieron vivos: tenían decenas de picadas en las piernas y los brazos. La dirección del hotel aseguró que nunca habían tenido una plaga de chinches: en efecto, es posible que la plaga haya sido traída por un cliente anterior. Sin embargo, los desafortunados clientes tuvieron una noche de pesadilla y presentaron una queja al área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao. La indemnización ofrecida por el hotel no les pareció suficiente para compensar el prejuicio física y moral que habían sufrido… Desde nuestra experiencia en el sector como empresa especialista en control de plagas en Barcelona, podemos afirmar que una plaga de insectos, y en particular una plaga de chinches de la cama, es un problema que los consumidores no perdonan.

Dicho esto, ¿qué podemos hacer para evitar que una plaga de chinches de la cama se instale en nuestra vivienda? Como medida de precaución, cuando volvemos de un viaje, podemos lavar toda nuestra ropa a 60 grados y congelar las prendas más delicadas. También es mejor almacenar la maleta o la mochila en el balcón o en la cocina hasta asegurarnos que no hemos traído a casa una plaga de chinches de la cama. ¿Y cómo sabemos si hemos regresado con una plaga de chinches en la maleta? Pues es muy fácil: si no tenemos picadas en la piel al cabo de unas semanas, ¡es que va todo bien! Como siempre explicamos a nuestros clientes, las chinches de la cama son insectos tan pequeños que se esconden en los sitios más recónditos, de forma que la ausencia de picadas es la mejor prueba de la ausencia de los insectos. Si por mala suerte ya tenemos una plaga en casa, es muy importante realizar lo antes posible un tratamiento profesional de fumigación de chinches de la cama porque se multiplican a una velocidad impresionante y no tardan en colonizar todo el piso.

Cookies

Logo Generalitat Catalunya
Generalitat de
Catalunya
Empresa inscrita en el R.O.E.S.P. de la Generalitat de Catalunya Nº 0305CAT-SB

Proveedores

logo killgerm
logo bayer

Contactos

Tel : (34) 935 177 990
Movil :  (34) 610 89 43 95
Carrer de Sardenya, 163
08013, Barcelona

Síguenos